HISTORIA DE LA COFRADIA

"En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre e Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un solo Dios verdadero y de la Santísima Virgen María, Nuestra Señora Madre de Dios y universal Señora Nuestra y Abogada"

Así comienza el texto del Libro de Estatutos Fundacional de la "Cofradía de la Espiración de Iesuchristo nuestro Redemtor", con fecha 30 de Marzo de 1603. Reglas firmadas por el Obispo de la Diócesis, Don Sancho Dávila y Toledo.

La Cofradía se funda en el Convento de la Merced, siendo desde su principio, de las mas destacadas en obras de caridad y contribuyendo al mantenimiento del convento. En los Estatutos se recoge , el hábito que se ha de llevar, asi como se menciona que "..la imagen de Nuestra Señora, San Juan y la Magdalena, y las otras dos Marias, juntas en su paso,..." irían tras el Crucificado.

Realizaba su salida penitencial, a las una de la tarde del Viernes Santo, desde el convento de Nuestra Señora de la Merced, e iban haciendo estación, en los Templos de la Ciudad. Entrando por la puerta trasera, todo el cortejo y saliendo por la puerta Mayor.

La Cofradía, conserva el libro original de 1603, escrito en castellano antiguo.

La Cofradía desapareció durante algunos años, hasta que en 1830, los cofrades de la Hermandad de "La Esclavitud de Nuestra Señora de las Mercedes", deciden reorganizarla. En 1833, se reforman los Estatutos ajustándose a los nuevos tiempos. Se fija entonces, la hora de procesionar a las tres de la tarde del Viernes Santo y acompañando al Cristo, la Virgen y San Juan y algunas imágenes de Santos, como Pedro Nolasco, fundador de la orden de la Merced en el Siglo XIII. Todos ellos, como desde 1603, portados a hombros. Por desgracia, estos estatutos desaparecieron.



En el año 1992, la Cofradía se hace cargo del mantenimiento y culto, de la Capilla del Señor de las Necesidades. Así como de celebrar su fiesta en el día de la Ascensión del Señor.

En la actualidad, la Cofradía tiene su sede canónica, en la Parroquia de San Pablo. La imagen del Cristo de la Expiración, que es con toda seguridad, la original de 1603, es una de las pocas esculturas sujetas tan sólo por tres puntos, de ahí lo impresionante de verlo procesionar en la tarde del Viernes Santo.

Su hábito de Estatutos, fue remodelado en el año 2008, volviendo al original de 1603 y se compone de: túnica en color blanco, escapulario, bocamangas y capirote en color burdeos y cinturón de piel negro. Lleva bordado, el escudo mercedario, en el frontal del escapulario.


Abriendo el cortejo, la Cruz de Guía realizada por el cordobés Juan Ibáñez. Seguida por la Banda Juvenil de tambores, formada por los hermanos mas jóvenes de la Cofradía. Los niños son también los portadores de los estandartes de Las Siete Palabras.

El trono neobarroco, en madera color nogal, con orfebrería plateada y dorada, iluminada por ocho guardabrisones y seis candelabros de guardabrisas. En las cuatro capillas de las esquinas, los cuatro Evangelistas, en la delantera el escudo mercedario, en la trasera el escudo de la Ciudad de Baeza..... interesantes curiosidades iconográficas que llaman nuestra atención a su paso.

La imagen del Cristo, es portada al "estilo baezano", es decir, sobre los dos hombros, no sobre la cérviz. Treinta y ocho hombres y mujeres, tienen el honor, de portar a Cristo en su último suspiro. Alentados siempre, bajos los sones musicales de su inconfundible  Banda de Cornetas y Tambores del Stmo. Cristo de la Expiración de Baeza. Banda que tiene su fundación en el seno de la cofradía en 1988.

La enseña de la Cofradía, es un Estandarte que data de 1910, en damasco blanco, que lleva bordado, en su centro, el escudo de la Orden Mercedaria.

La Cofradía conserva entre sus enseres más valiosos, aparte del mencionado libro de Estatutos de 1603, un sudario de seda, bordado en oro fino y pedrería, por las monjas Trinitarias de Villaverde, en el año 1868 que fue donado a la cofradía, por Doña Purificación Espadas.

volver al principio